La ecualización de las baterías, tiene como objetivo, aprovechar al máximo la capacidad de carga de una batería solar, alargando la vida útil de ésta, así como su eficiencia y almacenamiento.

proceso para ecualizar las baterías debe realizarse regularmente, siempre supervisado por la persona que lo esté realizando. Debemos saber que durante este proceso, estamos realizando una sobrecarga controlada de tensión sobre nuestra batería y que por tanto, tendremos que tener en cuenta una serie de precauciones que comentaremos.

Cuando una batería está siendo cargada, el sulfato que contiene la placa se libera hacia el agua formando el ácido sulfúrico, quedando el plomo en la placa. Cuando la batería está haciendo su cometido, ocurre lo contrario.

No obstante, en cada ciclo de carga y descarga de la batería, hay una pequeña parte del sulfato que se queda en la placa. Este sulfato de plomo se irá cristalizando y provocará que la capacidad de la batería solar se reduzca y haciéndola cada vez menos eficiente, hasta que la batería se queda inservible. Cuando esto ocurre, será imposible poder ecualizar nuestra batería fotovoltaica.

Otro de los efectos que produce el uso de una batería es que el electrolito tiende a dividirse en capas de ácido y agua. Cuando estos componentes se separan, provocan que en la parte alta se concentre más agua mientras que en la parte inferior lo haga el sulfuro, por lo que nuestra batería no funcionará de manera equilibrada.

Durante el proceso de ecualización, el voltaje aumenta en aproximadamente 2.5 voltios por cada celda, o unos 30 v. en baterías de 24 v. Debemos tener en cuenta que la corriente que fluya hacia la batería no debe exceder del 5% de la capacidad total.

Es decir, para un banco de baterías de 100Ah no debe circular una corriente mayor a 5Ah mientras estemos ecualizándola. Así evitamos un sobrecalentamiento de nuestra batería.

Por supuesto, debemos consultar las indicaciones del fabricante y tenerlas en cuenta en todo momento.

¿Qué beneficio obtiene nuestra batería cuando la ecualizamos?

Al elevar la tensión durante el proceso, el sulfato que se está cristalizando en sus placas tiende a combinarse con el electrolito, convirtiéndose de nuevo en ácido sulfúrico, precipitándose hacia la parte inferior. De esta manera conseguimos que las placas se limpien exponiéndose plomo nuevo frente al electrolito. Por lo tanto, recuperamos capacidad en nuestra batería.

Otro beneficio al ecualizar la batería solar es que se genera un proceso en el que el ácido se une con el agua de una forma regular, y evitaremos que se estratifiquen.

¿Cuándo debemos ecualizar una batería fotovoltaica?

Ya hemos dicho antes que lo primero que debemos hacer esconsultar las especificaciones e indicaciones del fabricante sobre los tiempos y períodos de ecualización. Sin embargo, tendremos en cuenta que por norma general, lo conveniente es ecualizar una batería entre 10 y 14 ciclos de descarga prácticamente total. Si nuestra batería no suele consumir toda la energía que almacena, podemos planificar 3 ó 4 ecualizaciones al año. Y si la usas poco, una ecualización al principio de la temporada de uso, y otra al final.

¿Cómo ecualizar una batería solar?

Unas observaciones generales, salvo que el fabricante indique lo contrario:

  • La batería debe estar a temperatura ambiente antes de comenzar el ciclo de ecualización, y a ser posible, cargada.
  • Debemos verificar que la batería contenga suficiente electrolito dentro de cada celda sin que llegue a estar llena por completo.
  • Las tapas de cada vaso deben estar correctamente colocadas.
  • El recinto en el que vamos a realizar la ecualización debe estar bien acondicionado y ventilado para evitar la exposición a los gases que se generan, y que son extremadamente peligrosos y tóxicos.
  • Desconectaremos cualquier aparato que trabaje en tensión DC y que estén conectados a la batería, puesto que esta tensión aumenta sobrepasando el nominar de trabajo, por lo que dichos aparatos pueden sufrir daños importantes.
  • No debemos ecualizar más de un banco por sesión.
  • Una vez finalizada la ecualización, desconectaremos el cargador y dejaremos enfriar las baterías hasta que alcancen la temperatura ambiente.
  • Y por último, verificaremos el nivel de electrolito de cada una de las celdas, rellenando en el caso de que sea necesario con agua destilada.

¿Que precauciones debo tomar mientras ecualizo mi batería?

Una de las situaciones más frecuentes que se suelen dar al haber ecualizado una batería foltovoltaica es que alguna o algunas de las celdas comiencen a burbujear y salpicar durante el proceso, e incluso una vez finalizada la carga. Esto indica que se está produciendo un cortocircuito. Si le ocurre esto, debe desconectarla inmediatamente del banco de baterías y esperar a que la temperatura se normalice. Si tiene la posibilidad de verificar la celda con un medidor de densidad, hágalo. Una celda en cortocircuito nos dará un valor mucho menor que una celda en buen estado. Se se ha dañado la celda, deberemos reemplazarla.

Y lo más importante, utilice ropa, guantes y antiparras adecuados para la operación y, por supuesto, no fume cerca de las baterías ni realice esta función cerca de chispas o llamas.

Ahora, ya puede ecualizar su batería solar sin ningún temor pero, si tiene alguna pregunta o sugerencia, agradeceremos su comentario y que comparta en sus perfiles sociales para que esta información llegue a más personas.